Datos personales

Mi foto
Badajoz, Badajoz, Spain

domingo, 22 de abril de 2018

TORTILLA DE HABITAS FRESCAS







Estamos en plena temporadas de habas. Y como tengo huerto, voy cogiendo de todos los tamaños, dependiendo de eso, las elaboro con diferentes recetas. Así que llevo unos días que no paro, cocinando y congelando. 
Todos los años le digo a mi marido que no siembre tanto. Después tengo mucho trabajo. Pero nada, cuando se pone a sembrar todo le parece poco. Y, la verdad, apetece a lo largo del invierno encontrarse  con habitas, fuera de temporada, en el  congelador.

No está muy clara su procedencia, aunque la mayoría de las fuentes consultadas se inclinan por la cuenca mediterránea y Asia Central.  Hoy se cultivan en todo el mundo, siendo los principales países productores , Australia, China, Egipto y Etiopía.

En su composición, encontramos en su mayoría,  agua, entre un 65 o 70%, 20% de hidratos, 3% de sales minerales y vitaminas A, B1,B2 y C, y solo un 0,4% de grasas.
Es rica en calcio, fósforo, magnesio, hierro y especialmente potasio, hasta 1.390 mg. por cada 100 grs. 

Podemos consumirlas con las vainas cuando son muy tiernas. Sólo el grano cuando ya son un poco más grandes, y en ambos casos se consideran como verdura. Si se consume el grano seco, habitualmente en potaje, se valora como legumbre.

Hay montones de formas de preparar las habas.
En Extremadura se consumen mucho la vaina cuando son muy tiernas y le llamamos jerretes. Yo preparo fritas y después congelo en tandas de aproximadamente unos 300 o 350 grs. Después podemos acompañarlas con un huevo frito, en un revuelto con huevos o en tortilla. Ahora en la recetas os digo que le pongo al freírlas.

También en tortilla, pero sin vaina,  cuando el grano esta tierno. Fritas con jamón como se preparan en tierras granadinas.
Con el grano más grande, pero antes que endurezcan, en caldereta extremeña de habas.
Un puré o paté de la cocina árabe que se llama EL MDAMMAS,  que está exquisito. Procurare poneros la receta en unos días.  
En fin. un sin fin de formas de cocinarlas.

También con vaina, tiernas , las preparo en escabeche , tenéis la receta aquí

Hoy preparamos tortilla.





INGREDIENTES





350 grs. de habitas tiernas con vaina
2 cebolletas frescas
3 ajos tiernos
• Un ramillete de hierbabuena y cilantro 
• AOVE  y sal.
6 huevos 

ELABORACIÓN 





Picamos las cebolletas y los ajetes bien pequeñitos, (en bronuise)
Las habitas, le quitamos las puntas y picamos en rodajitas lo más finitas posibles.
Ponemos aceite en una sarten. Echamos las cebolletas y los ajos frescos picados y dejamos que se hagan un poco. Le añadimos las habas, agregamos la sal y dejamos cocer tapadas a fuego lento, hasta que las habas estén tiernas. 
Mientras picamos, muy picaditas,  las hierbas aromáticas.  Batimos los huevos y le añadimos las hierbas picadas y mezclamos bien. 
Cuando las habas estén tiernas,si vemos que tienen exceso de aceite , escurrimos, las mezclamos con los huevos ya batidos y cuajamos la tortilla.
Utilizamos una sarten que no se pegue nada (tengo una sarten unica y exclusivamente para las tortillas) untada con aceite. Yo lo hago con un pincel de cocina. La ponemos a fuego fuerte y cuando esté bien caliente echamos toda la mezcla, inmediatamente bajamos el fuego. Esperamos que cuaje por un lado y le damos la vuelta  con ayuda de un plato o una tapadera. Seguimos cuajando.  La cocción de la tortilla a gusto de cada uno. A mi hija mayor le gusta muy poco echa y yo no puedo con el huevo demasiado crudo . 


CONSEJOS








Vigilar las habas mientras se fríen.  Si vemos que aún no están bien tiernas y pueden empezar a tostarse podemos añadir un poco de agua. No mucha, algo menos de medio vaso.
Sí os apetece podéis ponerle unos taquitos pequeñitos de jamón serrano. Si los ponéis , el momento es a mitad de cocción de las habas. Yo, si es para revuelto o para acompañar unos huevos fritos, alguna vez se lo pongo.  Cuando es para tortilla, no suelo ponerle. 
Sí vais a congelar, una vez fritas y tiernas dejáis enfriar y ya podéis congelar.
Si las vais a hacer con un revuelto con huevos también le ponéis las hierbas aromáticas a estos. Si las acompañais con huevos fritos, o solas, podéis ponerle las hierbas aromáticas picaditas directamente a las habas, una vez terminadas. La hierbabuena y el cilantro son dos aromáticas que le van fenomenal a las habas.




  





domingo, 15 de abril de 2018


HOJALDRE DE COL








Tenia ganas de poneros esta receta antes que terminemos con la temporada de col. En casa solemos llamarle strudel de col, pero el único parecido con éste es que va enrollado, nada más.  
El strudel es típico de la reposteria Austriaca y Alemana y aunque a veces se utiliza el hojaldre para realizarlo,  lo correcto es usar pasta filo. Por esta razón he preferido ponerle a la receta el título de HOJALDRE DE COL, porque me parece más correcto.
Lleva también una pequeña cantidad de bacon o jamón,  pero prescindiendo de estos, es un plato apto para vegetarianos.  De hecho cuando tengo algún vegetariano en mi mesa lo hago sin estos ingredientes.
Es muy fácil y ya os adelanto que esta buenísimo.  Lo acompañamos con una salsa de yogur y hierbas aromáticas. Ese contraste entre la col que tiene un sabor fuerte y la acidez del yogur con la frescura de las hierbas aromaticas lo convierten en un plato de escándalo , con algo tan humilde como una  col. 
Esta igual de bueno recién salido del horno, como frio al día siguiente ( si sobra, claro!!), pero yo recomiendo tomarlo templado, y ademas se parte mejor que si está muy caliente.

Vamonos con la receta. 

INGREDIENTES (Para el hojaldre)





1/2 col mediana ( 500 grs. aproximadamente )
1 cebolla mediana
• 1 puerro pequeño
1 cucharada de azucar de caña 
• 1 cucharadita de vinagre de modena
40 grs. de bacon o jamón ibérico cortado en tiras finitas o taquitos pequeños (opcional).
1 cucharada de cominos 
• 1 lamina de hojaldre rectangular
• Sal, aceite de oliva virgen extra 
• 1 huevo para dar brillo al hojaldre.
Unas semillas de sésamo 

(Para la salsa)




2 yogures griegos naturales sin azucar
1 cucharadita de sal
Unas gotas de limón 
1 ramillete de hierbas aromáticas frescas, (perejil, cilantro, hierbabuena, eneldo, hinojo) de las que tengáis a mano. Eso sí, la hierbabuena imprescindible .


ELABORACIÓN (del hojaldre)







Cortamos el puerro y la cebolla pequeñitas y ponemos a sofreír en una sarten con un poco de aceite.
Mientras tanto le quitamos a la col la parte más dura de la base (mirar la foto) y cortamos en juliana. 
Agregamos la col a la sarten junto con la cebolla y el puerro y dejamos cocer a fuego medio, hasta que la col esté tierna, una media hora aproximadamente. 
Cuando la col esté tierna, si ha soltado mucha agua, escurrimos y volvemos a colocarla en la sarten. 
Añadimos el azúcar,  el vinagre, el comino y el bacon o jamón.  Mezclamos bien y dejamos cocinar 10 minutos más.
Ponemos en un colador y dejamos enfriar totalmente . 
Cuando el relleno este frio y sin nada de líquido, procedemos a rellenar el hojaldre.
En la bandeja del horno colocamos una hoja de papel de hornear y sobre ésta colocamos el hojaldre y sobre él el sofrito de col, ya fría.  Enrollamos (ver las fotos) y sellados bien los cierres con los dedos humedecidos con agua. Ponemos el cierre hacia abajo y metemos la bandeja en el frigorífico mientras precalentamos el horno a 200°.
Cuando el horno este caliente sacamos la bandeja del frigorífico. Pincelamos con el huevo batido, repartimos las semillas de sésamo por la superficie e introducimos en el horno unos 25 minutos aprox., hasta que el hojaldre este dorado.
Sacamos del horno y dejamos entibiar mientras preparamos la salsa



(De la salsa)




Picamos las hierbas aromáticas con un cuchillo sobre una tabla, muy finitas o bien con ayuda de una picadora o robot de cocina.
Ponemos los yogures en un bol. Le añadimos la sal, unas gotas de limón y las hierbas que habíamos picado. 
 • Mezclamos bien y listo. 






CONSEJOS

El hojaldre que se ve en la foto de los ingredientes es casero, pero podéis comprarlo, siempre teniendo en cuenta que para esta receta no puede ser redondo, tiene que ser rectangular.  Los de mantequilla del lidl y el de Mercadona de la marca hacendado van muy bien y tienen buen sabor.
Es muy, muy importante que el relleno esté frio y sin nada de líquido antes de empezar a rellenar, si no, se os pondrá blando el hojaldre y se os irá al traste el plato.
Yo lo que suelo hacer es preparar el plato en dos días. El día antes preparo el sofrito de col, lo dejo unas horas en un colador a temperatura ambiente y una vez que está bien escurrido lo pongo en el frigo hasta el día siguiente. El segundo día ya preparo el hojaldre, así me aseguro que está frio y no voy con prisas.
• El sofrito de la col, congela perfectamente. Si tenéis huerto, os regalan muchas o simplemente queréis comprarla de temporada, hacéis todos los pasos antes del relleno, incluido el escurrido y enfriado y después congelais en proporciones para el relleno. Yo ya tengo congelado, por separado lógicamente, para 4. 
Podéis utilizar tanto col blanca como rizada. Con lombarda no lo he hecho nunca, pero quiero probar cambiándole algunos ingredientes.
Metemos el hojaldre en el frigorífico mientras calentamos el horno porque mientras que lo hemos estado manipulando seguro que se habrá ablandado y necesitamos que esté duro y frio al meterlo en el horno,  nos quedará mejor.
Para esta salsa las hierbas aromáticas secas no nos van a servir,  no conseguiriamos ese frescor en la salsa que os he explicado.
El tiempo de horno es orientativo. Siempre lo digo y sé que me repito mucho, pero es que es verdad, cada horno es un mundo. De hecho, tengo un horno nuevo, aún no tiene dos años y he tenido que variar tiempos y temperaturas de todas mis recetas con respecto al horno viejo.  

Pues ya solo queda meterse en la cocina y disfrutar. Ya me contaréis. 







sábado, 7 de abril de 2018

ENSALADA DE HINOJO Y NARANJA SANGUINA






Os traigo hoy una ensalada con dos productos especiales,  el hinojo que lo he introducido en mi cocina desde hace muy poco tiempo y del que me he enamorado. En crudo, ese sabor anisado me encanta. 
El otro, unas naranjas sanguinas que hacía tiempo que no veía en el mercado, o que igual ni si quiera se me había ocurrido buscarlas. El recuerdo que tengo de estas naranjas, es de mi infancia, le llamábamos naranjas de sangre y había mucha gente que en su huerta o en su patio tenia un naranjo de este tipo.
Son fáciles de encontrar en fruterías y algunos supermercados. De hecho, estas últimas las compré hace dos días en carrefour. Son más caras, pero para una ensalada que vamos a necesitar solo tres, tampoco nos va a llevar a la ruina. 


Vamos al lío, que es muy sencilla. 

INGREDIENTES







 1 Bulbo de hinojo
3 naranjas sanguinas
1/2 cebolla morada
1/2 aguacate
60 grs. de requesón 
Una docena de aceitunas negras deshuesadas
Una cucharadita de semillas de hinojo
Una ramita de hinojo fresco (opcional) 
Pimienta negra recién molida, sal 
Aceite de oliva virgen extra ( AOVE)

ELABORACIÓN





Pelamos el hinojo quitándole las dos hojas exteriores más duras y feas. Lo partimos al medio y con un cuchillo bien afilado le quitamos también un trozo más duro que tiene en la parte inferior (en la foto lo veis bien).
El resto lo cortamos en juliana muy fina. Si tenemos una mandolina mejor.
Pelamos la cebolla y la cortamos, también, en juliana fina. Ponemos el hinojo y la cebolla en un bol con sal y un poco de AOVE,  movemos y reservamos. 
Pelamos las naranjas a lo vivo , que no le quede nada de parte blanca. Hacemos esto sobre un plato para aprovechar el zumo que suelten al partirlas.
Cortamos las naranjas en rodajas finas pero sin romperse.  
En un bol ponemos el zumo que hemos recuperado de partir las naranjas, lo mezclamos con aceite, sal y un poco de pimienta negra recién molida . Reservamos. 
Desmigamos el requesón. Pelamos el aguacate y cortamos en láminas. 
Emplatamos colocando las rodajas de naranja en círculo en la parte más exterior del plato. En el centro colocamos el hinojo con la cebolla. Colocamos encima el requesón y el aguacate. Repartimos las aceitunas y las semillas de hinojo y regamos con la vinagreta de naranja.
Por último adornamos con unas ramita de hinojo .






CONSEJOS

La cebolla se corta bien en juliana con un cuchillo, pero el hinojo al ser más duro igual os cuesta un poco más de trabajo. Para eso es ideal la mandolina, no es necesario una cara de última generación.  La que yo utilizo me costó 6 euros. 
Sí veis que el zumo que obteneis al partir las naranjas es demasiado poco, poner un poco de zumo de limón o de otra naranja.
Sí no encontráis o no queréis ponerle naranja sanguina podéis hacerla con naranja normal.  Pero no es lo mismo. El colorido que le da la sanguina a esta ensalada es especial.
Podéis sustituir el requesón por queso fresco.
• La parte fea que le quitemos al Bulbo de hinojo, no lo tiréis,  nos sirve para hacer un caldo de verduras o ponerlo en un caldo de pollo. 


 Espero que os guste. Ya me contaréis. 




miércoles, 14 de marzo de 2018

SALMÓN AL HORNO 






 Hoy una receta de pescado, salmón al horno. Lleva verduritas asi que es un plato completo, puede ser un primer y único plato.
Y hoy no os canso con más literatura, voy directa a la receta.

INGREDIENTES ( Para 4 personas)




4 lomos de salmón sin piel ni espinas. 
• 2 zanahorias
• 2 calabacines medianos 
• 1 Cebolleta 
• 2 puerros pequeños 
• 2 cucharadas de mostaza a la antigua
• 150 ml. de vino blanco
• 400 ml. de nata de cocinar 
• Aceite de oliva virgen extra y sal.


ELABORACIÓN 





• Cortamos los puerros y la cebolleta en juliana. Calabacines y zanahorias en bastoncillos. Rehogamos en una sarten con aceite de oliva y salamos.
• Cuando estén bien pochadas, añadimos el vino y dejamos a fuego fuerte hasta que se evapore el alcohol.
• Añadimos ahora la mostaza y la nata, mezclamos bien y dejamos hervir unos minutos. Colocamos todo el conjunto en una fuente que pueda ir al horno.
• Encima de las verduras colocamos los lomos de salmón, ponemos un poco de sal y metemos al horno, precalentado, a 180° durante unos 10 o 15 minutos, dependiendo del tamaño y grosor de los lomos.
• Servimos un trozo de salmón por comensal acompañado de las verduras. 





CONSEJOS

Esta receta es preferible hacerla con los lomos sin piel ni espinas, que con el salmón en rodajas. Podeis pedir en la pescaderia que os quiten la piel y la espina central. Después ya solo le quedan unas espínas laterales muy grandes, que las quitáis en casa fácilmente con unas pinzas.
• El vino. Creo que cometemos un error cuando usamos para guisar un vino corriente y barato. Al final un plato es el resultado, ademas de una buena elaboracion, tambien los productos que usemos. Yo suelo utilizar uno de jerez tipo fino o montilla.
• Los calabacines, mejor los de cáscara verde. Lavarlos bien y ponerlos sin pelar. Le da color al plato.






 Espero que lo hagáis y ya me contáis que os ha parecido. 


domingo, 4 de marzo de 2018

ENSALADA DE ESCAROLA





Hoy una ensalada de escarola un tanto especial. Y digo que es especial, no porque fuera una receta de mí madre, que también,  si no porque es una receta que no he escuchado a nadie más que la haga así, ni parecida.
No sé si es que alguien le dio la receta, si se la inventó ella, si es de la gastronomía española o de la portuguesa  ( Ainsss,  preguntar todo lo que tengáis que preguntar. Nos pensamos que no se van a ir nunca y cuando lo hacen, nos pillan desprevenidas, con miles de preguntas por hacer y abrazos por dar) .
He buscado en Internet, en recetarios, en libros de cocina tanto españoles como portugueses y no he encontrado nada parecido. Si alguien, en su casa o en su zona la hace así, que me lo diga. Para estar informada.
Es una ensalada caldosa, se toma con cuchara. Puede servir como un primer plato,  aunque ella la hacia normalmente cuando hacía cocido o un plato contundente para acompañar y rebajar grasas. 
Yo sigo haciéndola porque a todos nos encanta y quiero invitaros a que la hagáis y me contéis que os parece.

Así,  que..... vamos. 


INGREDIENTES (para 4 personas)





•  1/2 Escarola
•  1 bote de 1/2 kg de tomate crudo entero en conserva
2 o 3 dientes de ajo.
Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE)
Vinagre, agua y sal.


ELABORACIÓN





Lavamos bien la escarola. Con un cuchillo, la picamos sobre una tabla; bien finita. Volvemos a lavar bien, escurrimos y colocamos en una fuente honda.
Pelamos los ajos y colocamos en un mortero, junto con la sal y majamos bien. Cuando los ajos con la sal estén bien machacados incorporamos los tomates enteros y seguimos majado con la mano del mortero. No nos tienen que quedar hechos puré,  es mejor que suelten su jugo y se noten tropezones de tomates. Añadimos el aceite, el vinagre y parte del jugo del tomate de la lata (no todo porque igual nos queda muy acido) y emulsionamos. 
Echamos el contenido del mortero sobre la escarola, removemos bien y añadimos agua fría hasta cubrir.
• Volvemos a mezclar todo bien, probamos y rectificamos, seguramente habrá que ponerle un poco más de sal y vinagre. Al gusto.





CONSEJOS

Para esta receta es mejor que compréis escarola entera. La que viene ya partida en bolsas no os va a servir. Tal como viene picada es muy gorda para esta ensalada y os va a costar más trabajo picarla muy finita partiendo de ese tamaño.
• La cantidad de ajo es opcional. A esta ensalada le va muy bien un toque picantito del ajo, así que si os gusta así,  podéis ponerle más cantidad,  4 o 5 dientes.
Yo no soy mucho de latas . El tomate que le pongo es de mi conserva, envasado al baño María.  Pero los años que no tengo conserva de tomate crudo,como este año,  compro una lata y no pasa nada.
• Porqué no con tomate natural?  Porque ya no sería la misma ensalada . No soltará el mismo jugo ni tiene el mismo sabor, sobre todo porque los tomates en esta época no saben a nada. 


No diréis que es complicada.





sábado, 24 de febrero de 2018

ROSCOS FRITOS





 Hoy receta dulce, que ya tocaba.
Creo que este tipo de roscos o rosquillas se hacen en cualquier rincón de España desde tiempos inmemoriales y en cualquier época del año, siempre con algunas variaciones, pero creo que todos buenísimos.
Esta receta quizás con algún cambio es la que se hacía en casa desde siempre. 
Hace años creo que no existían los sobres de levadura que conocemos ahora, tipo Royal. Yo recuerdo, de pequeña, que mi madre compraba unos sobres de gaseosillas de la marca "El tigre" que era lo que se utilizaba como levadura. 
Más tarde esos sobres dejaron de verse y se empezó a utilizar más la levadura, pero ahora de nuevo tenemos esos sobres , de otras marcas (no sé si siguen existiendo los de "El Tigre") y son los que yo utilizo para hacer esta receta.
Buscando más recetas de estos roscos , por indagar si había muchas diferencias con los que yo hago, consulté un libro de cocina extremeña que elaboró hace unos años la Cofradía Extremeña de Gastronomía,  recogiendo las recetas de viva voz de las mujeres de todos los pueblos de esta región, y ellas no utilizan cantidades. Con esa experiencia que educa el ojo y las manos, te dan la lista de los ingredientes pero sin cantidades. Se mezclan los huevos con el azucar y demás ingredientes y se le va añadiendo la harina hasta que veas que la masa está perfecta. Toma ya!!  Cuanta sabiduría hay en las cocinas de nuestras abuelas,  nuestras madres , nuestros pueblos.  Y que envidia!!!!.
Pero que no cunda el pánico,  yo os voy a poner cantidades. 
Vamos.







INGREDIENTES





600 grs. de harina (puede que necesitéis un poco más)
3 huevos medianos
100 grs, de leche
100 grs, de aceite de oliva 
100 grs, de azúcar
2 sobres de gaseosillas
1 cucharadita de matalauva o anís en grano.
La ralladura de dos limones
 70 grs, de anís dulce
La cáscara de una naranja
Para freír un aceite de oliva suave o aceite de girasol
Una mezcla de azucar y canela molida para rebozar los roscos.

ELABORACIÓN 

 En un cuenco amplio batimos los huevos con el azucar, añadimos la leche, el aceite, el anís dulce, la matalauva o anís en grano y la ralladura de los dos limones.
En otro cuenco tamizamos la harina junto con las gaseosillas. 
Ahora vamos añadiendo  la mezcla de harina al cuenco de los huevos, poco a poco y mezclando primero con varillas y cuando ya este toda la harina incorporada , lo haremos con las manos. Si la masa se nos pega mucho a las manos vamos añadiendo un poco más de harina hasta que esto no ocurra, pero que tampoco nos quede una masa muy dura.
Tapamos la masa con un film de cocina y dejamos reposar en el frigorífico entre media y una hora
Mientras lavamos bien la naranja y la pelamos con un pelador para no tener nada de parte blanca y reservamos. 
Preparamos un plato o recipiente hondo con una mezcla de azúcar y canela molida y reservamos. 
Ponemos a calentar abundante aceite en una sarten honda o mejor en un cazo. Cuando el aceite esté caliente freímos la cáscara de la naranja para aromatizarlo, pero sin que se nos queme y retiramos.
Sacamos la masa del frigorífico, tomamos porciones de unos 30 o 35 grs aproximadamente ( no tienen que ser perfectas, por algo son caseras); formamos unas bolas e introducimos el dedo en el medio y estiramos con cuidado para dar forma a la rosquillas, introducimos en el aceite bien caliente.  
A medida  que las vamos sacando del aceite las pasamos a un plato con papel de cocina para que empape el exceso de aceite y despues pasamos por la mezcla de azúcar y canela . 





              Sólo nos queda café y buena compañía. 


CONSEJOS

La cantidad de harina no es exacta porque va a depender mucho del tamaño de los huevos y también del  tipo de harina.
Si os gusta más dulce podéis poner 50 grs. más de azúcar,  en casa es que ya estamos acostumbrados a la repostería más suave de azucar, además como después van pasados por la mezcla de azúcar y canela es suficiente.
Las gaseosillas vienen dos sobres pegados uno de color
morado y otro de color blanco, se considera una unidad. Así que cuando digo dos sobres, son dos sobres dé cada color. Yo los compro en Mercadona. 













sábado, 17 de febrero de 2018

CALDO VERDE











El Caldo verde es una sopa típica de nuestro país vecino, Portugal. Ellos la hacen con col gallega , si no encontráis col gallega podéis hacerla con col rizada.
Para esta sopa pican la col en juliana muy fina , que ellos llaman, "picar la col en caldo verde".
Si no encontráis col gallega en vuestros mercados, pero tenéis la suerte de vivir en La Raya, (frontera con Portugal), solo tenéis que acercaros y en cualquier mercado o supermercado la vais a encontrar y además os la venden ya cortada.
A los de Badajoz, os podéis acercar a Elvas y en su mercado de abastos os la pican sobre la marcha y se vende al peso. Allí la he comprado yo siempre, hasta este año que he sembrado en el huerto. Me traje el plantel de Almada.
En los supermercados también tienen bandejas de 200 grs, que es la cantidad  necesaria para 4 personas.
Esta sopa dependiendo en que zona del país se haga , lleva chorizo rojo o no. Los portugueses curan la chácina con humo, que le da un sabor muy característico.
Yo nunca le pongo chorizo, mi madre tampoco le ponía, aún así os he puesto una foto con chorizo,  más que nada porque, para la foto, le daba un toque de color al plato.
Un ingrediente que mi madre no le ponía, ni se hace referencia en ninguna de las recetas que he encontrado en los diferentes libros que he consultado, es el cilantro.
Pero un día en el mercado de abastos de Elvas una señora me dijo que le pusiera, justo antes de llevarla a la mesa, cilantro picado. Y yo que soy una enamorada del cilantro le hice caso y se lo pongo y le da un toque muy especial .

Vamos ya con la receta.


INGREDIENTES (Para 4 personas)





1 cebolla pequeña
500 grs. de patatas
2 dientes de ajo
200 grs. de col gallega, cortada en caldo verde (juliana muy fina)
1,5 litros de agua
1/2 vaso de aceite de oliva virgen extra
sal
chorizo rojo (opcional)
unas ramas de cilantro (opcional) .

ELABORACIÓN 







 Limpiamos la cebolla y la partimos en cuatro trozos.
 Pelamos los ajos y los dejamos enteros
Pelamos las patatas y las cortamos en trozos.
En una olla amplia ponemos la cebolla, ajos y las patatas. Salamos y cubrimos con el agua y la mitad del aceite y llevamos a ebullición hasta que las patatas esten tiernas.
Sí vais a poner el chorizo , en este momento lo hervimos en una olla con agua hasta que esté tierno.
Mientras, si no hemos comprado la col ya cortada,  la cortamos en juliana fina y lavamos bien en varias aguas.
Cuando las patatas estén tiernas , retiramos algunos trozos a un plato. Metemos el brazo de la batidora en la olla y trituramos todo. Las patatas que habíamos apartado en el plato las chafamos un poco con un tenedor e incorporamos a la olla.
Agregamos la col y dejamos cocer hasta que esté tierna, unos quince minutos.
Cuando la col esté tierna , ponemos el resto del aceite. Comprobamos de sal y es el momento de añadir el chorizo en caso que decidamos ponerlo.
En el momento de servir incorporamos el cilantro picado.


    A comer.






CON THERMOMIX 

Poner en el vaso las patatas cortadas en trozos, la cebolla , los ajos y el agua.
Ponemos la col en el recipiente varoma.
Colocamos el recipiente varoma en su posición  y programamos 30 minutos, Varoma, velocidad 1.
Retiramos el varoma. Trituramos el contenido del vaso, 1 minuto, velocidad 7.
Incorporamos la col del varoma, al vaso, agregamos el aceite y la sal. En caso de ponerle chorizo lo añadimos también en este momento y programamos 2 minutos, 100°, velocidad 1.
Ponemos el cilantro picado en el momento de servir.